martes, 17 de agosto de 2010

El consumo moderado de bebidas carbonatadas en personas sanas puede mejorar el proceso digestivo


El Prof. Dr. Rosario Cuomo afirma que “la ingesta de bebidas con gas puede causar un ligero aumento de la acidez de estómago”

"El consumo de refrescos sí es compatible con una dieta equilibrada”

En la actualidad existen “diferentes bebidas, con calorías, bajas en calorías, y sin calorías”


Madrid, agosto de 2010.- Según el Dr. Rosario Cuomo, profesor de Gastroenterología de la Universidad Federico II de Nápoles y responsable de los estudios científicos realizados para analizar los efectos de las bebidas carbonatadas en el sistema gastrointestinal, usando técnicas de resonancia magnética, “el consumo moderado de bebidas con gas en personas sanas no es perjudicial” para la salud. Asimismo, también señala que “el gas de las bebidas no engorda”. Esto se debe a que el gas en sí no tiene energía y no puede ser por tanto responsable de un exceso de calorías.

El estudio llevado a cabo por el Prof. Dr. Cuomo y su equipo investigador ha puesto de manifiesto que la ingesta de bebidas con gas en personas sanas “no tiene efectos negativos sobre el sistema gastrointestinal dentro de unos límites de consumo normales”, a pesar de que, según el doctor, “hasta hace poco, se pensaba que el dióxido de carbono estaba relacionado con el reflujo gastroesofágico”.

En este sentido, el Prof. Dr. Cuomo ha afirmado que “la ingesta de bebidas carbonatadas, gracias a su contenido en anhídrido carbónico, incluso pueden ayudar a las personas que sufren digestiones pesadas, ya que el dióxido carbónico causa un ligero aumento de la acidez del estómago, con una posible mejora del proceso digestivo, y algunos pacientes ven aliviados sus síntomas tras un consumo regular de bebidas carbonatadas”.

Por otro lado y respecto a una posible vinculación entre el alto consumo de bebidas carbonatadas y una menor incidencia de cáncer de esófago, ha asegurado que “existen varios estudios que desvinculan esta relación, ya que las neoplasias en el esófago parecen estar relacionadas con enfermedades como el reflujo gastroesofágico”.

Bebidas carbonatadas compatibles con una dieta equilibrada

Asimismo, el Dr. Cuomo ha asegurado también que la ingesta de refrescos “sí es compatible con una dieta equilibrada”, señalando que en la actualidad existen “diferentes bebidas, con calorías, bajas en calorías, y sin calorías. Lo importante es saber elegir correctamente”. Además, ha afirmado que el gas que contienen las bebidas carbonatas “no engorda”.

En cuanto a la percepción general que relaciona el agua con gas con efectos beneficiosos, al contrario que el de las bebidas carbonatadas, el Dr. Cuomo cree que la apreciación, a pesar de que “el gas es el mismo”, se puede deber “a otros componentes presentes en algunas bebidas carbonatadas, cuya ingesta debe moderarse en determinadas circunstancias, como en personas con problemas de peso o en niños, en relación al azúcar y la cafeína”.

Respecto a ello, ha vuelto a recordar que hoy en día existen en el mercado, a disposición del consumidor, multitud de opciones diferentes de bebidas, que no producen efectos negativos en este sentido.


Entrevista al Prof. Dr. Rosario Cuomo, incluida en la Newsletter ‘Es Noticia’ nº 11,



Grupo N°7